Un poema de "La mirada intramuros"



LAS PALABRAS NOCTURNAS



A veces, las palabras, por la noche,
salen del diccionario, 
vuelan enloquecidas por la casa,
hurgan en mis papeles,
indagan en mis libros,
buscan frases o versos en los que acomodarse,
creyendo en su inocencia
que así podrán entrar en la inmortalidad.
No esperan mis llamadas, mis reclamos,
cuando quiero atraparlas
y decidir su sitio en un poema:
quieren vivir su vida independiente,
disfrutar de aventuras sin fronteras,
elegir su destino…
Pero siempre sucumben en su propia desdicha:
no encuentran el lugar que, según ellas,
debieran merecer
y regresan calladas, vencidas y tristísimas,
al reducto común.
En él continuarán aladamente inmóviles
hasta que llegue el día prodigioso
en que puedan cambiar su oscura suerte
por el tenaz deseo
que sus frágiles sueños alentaron:  renacer como versos
ser leídas, amadas, acogidas
en el hogar de una memoria amiga,
acurrucarse allí,
allí permanecer,
                                   allí sobrevivir…   
                      
(Fecha incorporación al blog: 13 septiembre 2017)