Un poema de "Ardieron ya los sándalos"


BALADA DE TU NOMBRE
 

Digo tu nombre y todos
los sándalos se yerguen
y despierta el azúmbar
y el amaranto crece y se desvive
y el áloe se endulza iluminado.

Digo tu nombre y todos
los acantos se agitan
y el calalú me envidia
y la hierba doncella se sonríe
y asoman sus raíces las verónicas.

Digo tu nombre y todos
los espliegos me buscan
y la cañuela canta
y brinca como loca la artemisa
y el toronjil me silba ilusionado.

Digo tu nombre y todos
los muérdagos me miran
y la alhucema baila
y la angélica se vuelve caprichosa
y hasta la jara olvida sus jarales…

Porque decir tu nombre
es resumir el mundo
en sólo dos palabras,
mientras habla de amor la hierbaluisa
y repica sus pétalos la albaida.


(Fecha en el blog: 8/7/2017)