Un poema de "La mirada intramuros"

PÁJAROS

                  (Aquella mañana no llegaron los pájaros)

                                    ¿Dónde estarán los pájaros? 
¿Dónde la plata viva de sus voces?  
¿Dónde la geometría de sus vuelos
sobre esas tejas pardas
que me cubren, me ocultan, me refugian?
Llegaban cada día pregonando el orgullo
de la noche vencida
trayéndome el futuro entre sus alas,
la sonrisa en sus picos de marfil,
la esperanza en la inmensa
levedad de sus ojos…
¿Dónde estarán los pájaros?  
¿Hacia qué extraños nortes emigraron?
¿Qué bosques, qué fronteras,
qué remotos destinos eligieron? 
¿A quién dedicarán ahora
la victoria infinita de sus huellas de aire? 
Esta dolida ausencia que me envuelve
no sé si es un presagio
o tan sólo una pausa, o quizás
una renunciación definitiva.
Necesito que vuelvan esos pájaros,
que me anuncien la luz,
que me ofrezcan de nuevo
su amistoso clamor,
su liviandad serena y fugitiva…
Si no regresan nunca,
nada será lo mismo en esta casa:
el silencio, un atroz infortunio,
el viento, una cuestión meteorológica,
la soledad, el frío, sólo el frío.
Hoy más que nunca, digo
sabiendo lo que digo:
mi vida en esos pájaros, mi vida
en su entrega cercana,
en su verdad sin límites,  
en la azul dignidad de sus mañanas.

Mi vida en esos pájaros, creedlo.


(Fecha incorporación al blog: 15 agosto 2017)